hombres por la igualdad de género

La ofensa de ser hombre y feminista

Las mujeres sufren diversos tipos de acoso por el simple y mero hecho de criticar situaciones o declaraciones indudablemente machistas (lean, por favor, este escalofriante pero imprescindible reportaje de El Diario [fuente] ) y, por desgracia, demasiado a menudo se vuelve tan brutal y sistemático que han terminado por lograr su propósito: acallarlas (como ocurrió con Luzhilda (aka Filosofa Frívola)Lore Ballesteros o como estuvo apunto de sucederle a Jéssica Fillol).

Hablar de feminismo se ha convertido en deporte de alto riesgo —como siempre lo fue hacerlo de política— y los hombres que nos declaramos feministas no somos juzgados por el resto con mucha consideración ni demasiada estima. Personalmente, desde que comento en las secciones de Micromachismos o Barbijaputa en El Diario (de forma anónima) he sufrido amenazas de hackeo y de denuncia/querella judicial por parte de hombres anti-feministas confesos.

Pero hoy estoy de buen humor y quiero hablar de algo que me resulta tronchante: La cantidad de tiempo que invierten en elaborar disparatadas teorías sobre mi situación personal o mis “motivaciones reales” para pensar como pienso y/o decir lo que digo.

¿Qué o quién se esconde tras mi nick? (iré actualizando esta sección)

#1 ¿Será en realidad una mujer feminazi que se esconde tras una identidad de hombre para dar la falsa sensación de que hay hombres que apoyan su causa?

#2 ¿O Un hombre dominado, abducido y sometido por mujeres que se hace fotos escondiendo el pene entre las piernas? (Para más información le invito a buscar sobre el homófobo término bautizado por los machirulos como “mangina)

#3 ¿O quizás un friki pajero con granos que piensa (absurdamente) que haciéndose pasar por feminista puede granjearse la simpatía de algunas mujeres para intentar follar?

#4 ¿Tal vez un sucio traidor a su propio género, al estilo de los judenrat colaboracionista con el régimen feminazi para obtener algún tipo de trato de favor?

#5 ¿Será un troll andrógino que simplemente disfruta creando confusión y caos?

#6 ¿O se trata más bien de un bot programado para llenar los foros con soflamas feministas?

#7 ¿Acaso es un nerd gordo que se excita soltando toda su verborrea hembrista mientras se toca releyendo sus propios comentarios una y otra vez?

#8 ¿O es un multinick de la propia Barbijaputa, identidad tras la cual a su vez se esconde Ignacio Escolar, que no es sino una pequeña pieza del engranaje de la conspiración judeomasonica que algunos clarividentes de este foro han sido capaces de pergeñar?

#9 ¿Será un marica que odia a los hombres porque no es capaz de reconocer su propia atracción hacia ellos?

#10 ¿O será un marica resentido que odia a los hombres porque le hicieron daño, al estilo de esas mujeres que afirman que “son todos unos cerdos”?

#11 ¿Sera un tarado, un simple enfermo mental que no sabe lo que dice porque no es capaz tan siquiera de hilar pensamientos de forma coherente?

#12 ¿O es una persona maligna, inteligente y meticulosa que tiene un plan y sabe exactamente lo que hace y por que lo hace (muhahahahaha)?

#13 ¿O quizás un buen tipo con buen corazón que cree perseguir una causa justa y legitima pero en realidad ha sido manipulado por la propaganda feminazi y combate en el bando erróneo en aras de la desigualdad y la misandria sin tan siquiera saberlo?

#14: [¿Quieres que tu opinión sobre mí vaya aquí? ¡Escribe tu comentario hoy mismo!]

Ahora en serio: Supongo que mis adversarios han mantenido todas estas teorías de forma irónica (o al menos eso espero y deseo por su salud mental) con el fin de desacreditarme pero es que, aún en el caso de que alguna de sus presunciones fueran certeras (que no) carecen de validez alguna en lo que al debate sobre el feminismo se refiere. Esta (tristemente habitual) bajeza pseudo-argumentativa se denomina falacia ad hominem y suele ser el sucio recurso sofista de quien ha visto desmontado su discurso con la razón pero se niega a replantearse sus ridículos prejuicios (que no opiniones, ya que estas son siempre razonadas).

En resumen, hombre feminista: piénsatelo dos veces antes de “salir del armario” porque (en sus retorcidas mentes) al menos las mujeres tienen excusa (miran por su propio interés tratando de crear un estado supremacista que les favorezca) pero nuestra contribución les resulta aún más aberrante. Puede que no te importe lo que piensen unos perfectos desconocidos, pero ten en cuenta que también puede ser un ser querido, un familiar, ese amigo de quien menos te lo esperas; y que su intolerancia puede alcanzar tal magnitud que deteriore o ponga en riesgo una buena relación (a mi ya me ha pasado).

Y pese a todo, si tengo que hablar de mi experiencia, es que merece la pena.

¡VIVA EL FEMINISMO. MUERTE AL PATRIARCADO!
¡VIVAN LAS NUEVAS MASCULINIDADES!

Imagen de Portada: “El Feminismo no es sólo cosa de mujeres” de Feminista Ilustrada.

One comment

  1. Puck leñe, deja de hacerte tanto la victima. Yo he dicho muchas veces que soy feminista libertario y nadie me ha amenazado ni censurado, he podido expresar mis ideas sin ningún problema ¿por qué? Porque mis ideas no parten de generalizaciones, de simplismos, ni de falacias, no señalo a nadie, sino que intento entender la realidad de forma más compleja. Eso implica que mi analisis feminista siempre parte de la libertad individual porque cualquier libertario la toma como pilar basico. Sin libertad individual no hay acción humana posible.

    De todas formas internet es el caldo del cultivo perfecto para las amenazas. No serás el primero ni el último que es amenazado, es lo que tiene ser personaje público. No es aceptable, pero lamentablemente te seguirán amenazando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *