manuscrito

Querido Aliado/feminista

Querido Aliado/feminista, tenemos que hablar. Dos puntos.

Yo soy hombre, como tú. Ambos estamos aquí (se supone) por el mismo motivo y siempre he creído que, en la misma trinchera, todos deberíamos tratarnos con respeto (e incluso con cierto ‘cariño’). Pero demasiado a menudo haces que me avergüence de las cosas que haces y /o sueltas por esa boquita y confieso me tienes un poco harto. Con esa actitud tan “subidita” tuya, no sólo estas dando mala fama a nuestro genero al completo; sino que precarizas el papel del resto de hombres dentro del feminismo: Gracias a tu absurda necesidad de reclamar continuamente “casito”, tu espacio y tu medalla al mérito es perfectamente lógico que, en vez de recibirnos con los brazos abiertos, las mujeres se pregunten ¿a qué estamos? recelen de nuestras verdaderas intenciones y que muchas prefieran llamarnos “aliados”, vedándonos el acceso al nombre de su lucha, su bandera y sus símbolos. ¡Por el amor de Sonmi-451, pero si hasta te he visto llamar “feminazi” a compañeras sólo por este motivo! Vamos a apartar por un momento el debate terminológico y empecemos por el principio:

¿Qué has hecho tú realmente para creer que mereces el título de aliado/feminista?

No, en serio. Haznos un favor a todos y cuestiónate esto por un momento:
¿Cuál ha sido tu contribución REAL al movimiento?
¿Cómo EXACTAMENTE dices que estas combatiendo al patriarcado?
¿Qué es lo que has arriesgado o perdido por combatir la opresión machista?

Quizás deberías empezar por leer esta guía de Locas del Coño (link) y hacer examen de conciencia, porque creía que todo esto era algo bastante obvio, pero por lo visto no lo es tanto, así que mejor siéntate ahí, que te voy a comentar una ‘cosita’:

NO BASTA con pensar de determinada manera (por ejemplo que la LdVG es muy necesaria) o creer en determinadas cosas (como la existencia del patriarcado o la CdlV, etc) ni tampoco estar sensibilizado con determinadas problemáticas especificas de la mujer (como el techo de cristal, la brecha salarial, etc) para que puedas considerarte aliado/feminista. NO.

No es suficiente. Resulta que ADEMÁS se espera de ti que HAGAS ALGO al respecto, que te deconstruyas, revisando críticamente cada una de tus creencias y opiniones al respecto, que adquieras un cierto compromiso acorde al nivel de tus posibilidades, aunque sólo sea llamando la atención cuando tus amigotes culpabilicen a una mujer de su propio acoso o hagan chistes denigrantes y, quizás lo más importante de todo: que ESCUCHES CON HUMILDAD las críticas que te hacen las compañeras y cualquier mujer (sean o no pedagógicas, aunque no alcances a comprenderlas o discrepes con su punto de vista) porque NADA de lo que dicen es “por decir“, y es muy probable que ellas tengan razón y seas tú quien no puede (o no quiere) verlo; no en vano, en el pasado todos nos hemos comportado de forma machista sin ser en absoluto conscientes, hasta que un buen día abrimos (o nos abrieron por la fuerza) los ojos… ¿cómo puedes estar tan seguro de no estar volviendo a repetir ese mismo error ahora?

Si no muestras humildad NO eres un liado/feminista ni eres NADA.

Y ya esta. Ya lo he dicho. Lamento que me haya tocado a mi, pero alguien tenia que hacerlo y, después de todo, mejor yo que una militante a la que hayas cabreado previamente (y con razón) poniéndote digno y petulante. Y NO. No pretendo quitarle el carnet a nadie. No es que yo sepa más ni me crea mejor que tú. Al contrario: te estoy invitando a hacer el mismo examen auto-critico que todos nosotros deberíamos hacernos y que es perfectamente extrapolable al rol/actitud que deberíamos adoptar cuando queremos formar parte del movimiento anti-racista pero somos blancos, al movimiento LGTB cuando somos CIS-heteros, etc.

Porque es que, igual, si no toleras que una mujer te diga cuál es (o no es) tu papel dentro del feminismo (te lo explica en ese enlace Jessica Fillol) sin ponerte a la defensiva, es que la consecución de sus objetivos te importa bastante menos que el postureo pseudo-igualitario con que se te llena la boca. (Sólo igual)

Igual si pasas más tiempo satirizando los lemas, conceptos, teorías y la retórica del feminismo que ayudando a difundir su pensamiento y denunciando los crímenes machistas y a sus promotores, quizás, es que eres más bien prescindible. (Sólo quizás)

«¡Pero el feminismo necesita apoyos!» Me harto de leerte escribir en Twitter cada vez que te leen la cartilla.

¿Te han dicho alguna vez que suenas como el típico salvapatrias? Cuidado, que ahí llega el salvafeminismos con su rollo. Piri il fiminismi nicisiti ipiyis. De verdad, tú relax, majete, que el feminismo ya estaba ahí antes que tú llegaras y seguirá avanzando con indiferencia de lo que haga cualquiera de nosotros. ¿Que para ti semejantes minucias son óbice para bajarte del barco? Pues hazlo tranquilo, chico, que muchos otros hombres vamos a seguir luchando y trabajando cada día sin darle mayor importancia y, en cualquier caso, no nos necesitan porque… ¿sabes? Si no colaboramos por la igualdad y la justicia, ellas simplemente la tomaran por la fuerza. A ver si mandas callar un poco a tu ego herido de machito porque, PRIMICIA: esto no va de ti ni de mí, sino de ELLAS ¿de verdad tienes eso claro? Porque te juro que no lo parece cada vez que vienes aquí con esa especie de victimismo pasivo-agresivo tan cansino que parece estar diciendo: «¿Cómo osas criticarme? ¡ENCIMA que yo no gano nada con esto y lo hago por vosotras!».

Pero tienes razón. Su movimiento necesita apoyos. Eso si: Apoyos que hagan algo productivo aparte “enfadarse y no respirar” cada vez que algo que no les peta bien. Apoyos que no amenacen con abandonar la lucha si las cosas no se hacen como a ellos les parece adecuado. Apoyos a quien de verdad les importe más las mujeres asesinadas y violadas que una nomenclatura o una generalización.

O dicho de otro modo: Necesita apoyos, NO A TI dando la murga y estorbando.

De nada.

3 comments

  1. “¿Qué has hecho tú realmente para creer que mereces el título de aliado/feminista?”

    Pues solo para empezar, “feminista” no es un título. El feminismo es una ideología muy amplia – tan amplia que representa los intereses del 50% de la humanidad, transformando en su camino todas las sociedades. No es una hermandad o una organización uniforme. No tiene un manual, un método o un vocabulario oficial. Ni carnets ni títulos.

    Cada sociedad hoy está en un punto determinado de la historia en el camino hacia la igualdad social entre mujeres y hombres. En general, estamos mejor que ayer pero peor que mañana. Todo aquel que empuja hacia adelante, aunque sea con más o menos fuerza, aunque también empuje hacia la derecha o a la izquierda, es de los nuestros. Y a veces son de mucha ayuda en el camino todas esas millones de personas cuya manera de pensar es solo un poco más abierta y más feminista que la media. A veces, en definitiva, es mejor no avanzar seis pasos cuando la sociedad todavía está entre el segundo y el primero.

    Un abrazo.
    Eris

    1. Quizás son las personas que pretenden avanzar seis pasos de una carrera los que “arrastran” al resto para que la sociedad avance uno sólo (y renqueando).
      Respeto tu opinión, pero están muriendo mujeres por violencia machista. Están siendo violadas cada 8 horas. Lo siento pero a mi NO me basta, y creo que a las que serán sus víctimas HOY tampoco les sirva ni les consuele lo más mínimo.

      De hecho, ni siquiera creo que sea cierto eso de que “se está mejor que ayer pero peor que mañana”. Los derechos son un territorio en continua disputa, y se pierden a pasos agigantados a nada que nos confiamos o despistamos. Para prueba la última Legislatura donde se ha desarticulado el estado de bienestar y muchas conquistas laborales que costaron mucha sangre derramada han pasado a ser los privilegios de unos pocos.

      No caben tibiedades. Quién no está de parte de la solución está de parte del problema. Allá cada cual en qué lado quiere situarse.

      Un abrazo,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *